Nos gusta UBRIQUE

Nos gusta Ubrique por su gente trabajadora, por la riqueza natural de su entorno, por su casco antiguo, declarado bien de interés cultural. Nos gusta Ubrique por su artesanía de la piel, y nos complace que sea conocido en el resto del mundo por esta sabiduría popular en la confección de artículos de marroquinería. Nos gusta Ubrique por las huellas de su historia, con sus restos prehistóricos, el yacimiento de su ciudad romana, su cercana fortaleza medieval, los edificios de interés arquitectónico, como las ermitas de San Juan y San Pedro restauradas, su exposición permanente sobre la piel, su centro de interpretación de la historia local. Nos gusta Ubrique por su tradición pictórica y los artistas plásticos que dan fama a este pueblo. Celebramos con gusto la apoteosis de arte del concurso de pintura al aire libre. Nos gusta Ubrique por los progresos de sus estudiantes, por las escuelas, institutos y maestros y profesores que cimientan el valor de la educación. Nos gusta Ubrique por su dedicación a la música, con su coral polifónica, sus coros, bandas musicales, orquestas, grupos jóvenes con entusiasmo. Nos gusta Ubrique por la gente que escribe y ama los libros, que aprecia la biblioteca, que está orgullosa de su archivo histórico, que colecciona y comparte fotografías antiguas para recuperar el pasado. Nos gusta Ubrique por la libertad de expresión consagrada en numerosas webs y blogs de internet. Nos gusta Ubrique por el amor al deporte de cada vez mayor número de vecinos. Nos gusta Ubrique por sus dos parques naturales, un privilegio y un gozo. Nos gusta el turismo que aprecia la cultura y la naturaleza. Nos gusta Ubrique cuando este nombre está unido a las ideas de progreso. Nos gustan las celebraciones tradicionales, como los gamones, porque somos únicos en su explosión de júbilo. Nos gusta el casco antiguo en navidad por su portal viviente. Nos gustan las barriadas por sus fiestas populares y los carnavales. Nos gustan las celebraciones sin que se maltrate a los animales. Nos gustan los eventos que superen los impulsos más primitivos e irracionales. Nos desagrada el divertimento basado en la humillación de animales indefensos por las calles, que nunca ha sido tradición histórica en nuestro pueblo.

NOS GUSTA UBRIQUE SIN LA SUELTA DE TOROS POR NUESTRAS CALLES

Contraseña perdida